Siempre es mejor hacer las paellas con caldos de pescados, vegetales o de carnes que no lleven espesantes como patatas, harinas o productos que contengan gelatina como el bacalao. El agua mata el sabor, mas si es del grifo que contiene cloro, todos sabemos que este elemento elimina olor, gusto y color.

paella arroz negro

Dificultad: fácil

Tiempo medio de preparación: 40 minutos

Ingredientes: para 4 personas

– 250 g de arroz
– 300 o 400 g de sepia limpia
– 2 bolsitas de tinta de sepia o calamar
– 1 pimiento verde
– 1 pimiento rojo
– 1 cebolla pequeña
– 2 diente de ajo
– 1 tomate grande y maduro
– 1 lt de caldo de pescado, hirviendo
– 200 g de mejillones, o calcular tres o cuatro por persona
– 150 g de gambas arroceras peladas, o calcular tres o cuatro por persona
– Sal
– 1 dl de aceite de oliva.

Preparación:

Medir el arroz en un vaso, cacillo, etc. ya que tendremos que mojar la paella con el doble de agua que arroz.
Bueno, depende del arroz, si es de la variedad BOMBA tendremos que poner tres veces la medida del arroz de agua o caldo.

A la hora de añadir el caldo, este debe estar hirviendo. Cortamos la sepia en daditos o en tiras. Ponemos al fuego la Paella (mal llamada, paellera) con el aceite.

Cuando este caliente, añadimos la sepia y la doramos ligeramente. Seguido añadimos el ajo, la cebolla y los pimientos cortados en tiras. Rehogamos el conjunto y cuando este tierno, añadimos el tomate pelado y picado.

Ahora añadimos el arroz y le damos unas vueltas para que sofría con lo anterior. En este momento, añadimos la tinta, previamente disuelta en un poco de agua, caldo o vino blanco. Esta operación conviene hacerla sin tener la paella al fuego.

Una vez que la tinta esta mezclada con el conjunto, volvemos a poner la paella al fuego y le añadimos el caldo hirviendo.

Rascamos un poco el fondo, para que el liquido disuelva lo que pudiera estar agarrado en el fondo y la dejamos que rompa a hervir a fuego vivo. Una vez que hierva, añadimos los mejillones y bajamos el fuego a la mitad.
Es importante que no deje de hervir, pero despacio.

Cuando este casi seca, colocamos las gambas por encima y la dejamos que acabe de secar. Es mejor quedarse corto de agua que pasarse, ya que siempre podremos dejarla reposar si el arroz nos queda un poco duro, decoramos con limones y servimos.



Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies