Cómo arreglar un asado reseco

Si los invitados que se retrasan y temes que el asado acabe con mal aspecto o quede reseco, hay un remedio sencillo para que al servirlo esté lustroso. Apagamos el horno, disponemos unas rodajas de tomate y lo cubrimos con papel de aluminio. Cuando vengan los invitados, volvemos a encender el horno y dejamos que se haga durante 10 minutos. Ya verás lo rico y jugoso que queda.

asado horno jugoso truco

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies