Dificultad: Fácil

Tiempo medio de preparación:25 minutos

Ingredientes:

– Hojaldre congelado, dos laminas de cuarto de kilo ( o sea, lo que viene en un paquete normal)
– Miel
– Azúcar Glass.

pastelillos-blancos-rivendel

Preparación:

Una vez descongelada la masa (una hora fuera del congelador) se despliega, mientras tanto. Se enciende el horno en vació, a 200 Cº por lo menos. Se corta el hojaldre en trozos cuadrados de unos dos o tres centímetros de lado. Entonces se les pone un poco de miel (una media cucharadita por capa) en el centro y se montan como sandwiches, cuidando de que no se salga la miel y de que queden bien pegados por los bordes.

Para que queden altos y bonitos lo ideal es que sean tres capas de hojaldre unidas con miel (o sea, hojaldre, poquito de miel, hojaldre, poquito de miel, hojaldre. Entonces se ponen en una placa engrasada y se meten al horno bien caliente (porque antes lo habéis pre calentado). En muy poco rato estarán hechos, subiditos y dorados (no demasiado) blandos por la miel y crujientes por el hojaldre, un poco empalagosos y muy ricos. Sacáis los pastelitos y los cubrís con azúcar glass hasta que queden blancos.

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies