Una investigación realizada en Estados Unidos afirma que el consumo habitual de cafeína (2,25 tazas al día) puede ayudar a reducir la fibrosis del hígado, exactamente un 75% menos. Aunque no se han realizado investigaciones concluyentes, se especula que puede existir una relación en la que la cafeína actuase como un mecanismo antifibrógenico, debido a que puede alterar la expresión y actividad de las enzimas que controlan el metabolismo xenobiótico.

taza_cafe

Sin entrar en tecnicismos, la cafeína que se absorbe en todo el sistema entero-hepático causa que los conductos del hígado, incluidos los conductos hepáticos, que se vacíen en el colon sigmoide. Al liberar las toxinas de las vías del hígado, se deja espacio para que más toxinas del cuerpo puedan entrar en el hígado para ser eliminadas. Los alcaloides de la cafeína estimulan la producción de una enzima denominada “glutathione-S-transferase”, la cual facilita el tránsito en las vías hepáticas.

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies