dieta saludable

El aumento de la enfermedad de Crohn y otras dolencias estomacales ha hecho que se piense en nuevas alternativas de alimentación. La dieta FODMAP, después de haberla estudiado pausadamente, se ha convertido en uno de los mejores aliados para eliminar esas biomoléculas que no sientan bien a nuestro organismo.

Popularizada desde hace algún tiempo, lejos de pensar que estamos ante un régimen de moda, debemos comprender para qué sirve y cuáles son los propósitos con los que ha llegado hasta nosotros. Perfecta para regular nuestro tránsito y sentirnos mucho mejor, igual tú también la necesitas en algún momento.

¿Cuáles son los beneficios de la dieta FODMAP?

Existen personas que no tienen demasiada tolerancia al fermentable, a los oligosacáridos, disacáridos y/o monosacáridos así como a los polioles. Esto, que puede provocar inestabilidades intestinales muy dolorosas, es lo que se trata regular gracias a la dieta FODMAP, un experimento que ha dado muy buenos resultados.

Atacando especialmente a los hidratos de carbono (que además se encuentran en muchos más alimentos de los que pensamos) consigue no solo regular su consumo sino el efecto no positivo que hace en nuestro organismo pero, ¿qué otros beneficios tiene? A continuación, te dejamos con algunos de los más destacados:

Reduce los síntomas de intestino irritable

Algunos estudios destacan que las personas con síndrome de intestino irritable han bajado sus efectos hasta en un 75%. Evitando aquellos alimentos que fermentan el órgano, con la dieta FODMAP los cambiamos por contenidos ricos en fibra con los que notaremos un cambio único. ¿Te apuntas a ello?

Disminución de la fatiga crónica

¿Notas cómo siempre después de comer estás cansado? Para personas que sufren esto de forma frecuente resulta fundamental hacerse una revisión, comer solo alimentos que le hagan sentir ligero. Con un estudio médico previo veremos cuáles son las comidas que nos están haciendo mal para cambiarlas por hábitos más saludables.

Reduce las flatulencias

Aunque los gases son comunes tras algunas comidas, sabemos que hay algunas que nos hacen recibir más flatulencias, mayor ardor de estómago y sensación completa de hinchazón así que, ¿por qué no hacemos por evitarlo? Con la dieta FODMAP lo tendremos todo mucho más controlado y con ello solo podemos ir a mejor.

Retirada del dolor estomacal

Crónico o no, existen alimentos que pueden dañar nuestro intestino grueso e irlo resintiendo con el paso del tiempo. Para que esto no ocurra, la idea es regular lo que comemos, ver cuáles son los ingredientes que no nos hacen bien y dejarlos a un lado. Poniendo especial interés en los hidratos de carbono, solo nos queda ver el tipo de efectos que hacen sobre nosotros.

En definitiva, la dieta FODMAP es un buen recurso para cualquier persona que quiera reducir el daño de sus intestinos. Si bien debemos comer de todo, existen ciertas intolerancias alimenticias que salen con el tiempo y a las que debemos prestar atención para que no tengamos nada que lamentar en un futuro. ¿Te unes con la causa para que otros tomen ejemplo?

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies