Dificultad: fácil

Tiempo medio de preparación:

Ingredientes:

-750 gr. de hojas de lasaña
-2 cebollas grandes
-250 gr. de panceta curada
-750 gr. de carne de cerdo picada (para el ragú)
-1 buen puñado de hierbas aromáticas variadas (perejil, albahaca, romero, tomillo)
-2/3 litro de vino tinto
-2’5 latas grandes (800 gr. cada una) de tomate triturado
-500 gr. de carne de cerdo picada (para las albondiguillas)
-100 gr. de miga de pan duro
-100 gr. de parmesano
-1 chorro de leche
-2 huevos
-Perejil
-500 gr. de ricotta
-6 huevos cocidos
-200 gr. de salami napolitano
-375 gr. de mozzarella fresca
-Aceite
-Sal
-Azúcar
-Mantequilla
-Más parmesano para gratinar

lasana-napolitana-bechamel

Preparar el ragú:

Picar la cebolla y sofreírla.

Añadir la panceta picada con el cuchillo y dorarla.

Añadir la carne de cerdo picada y dorarla.

Añadir las hierbas aromáticas y mezclar bien.

Echar el vino y dejar reducir bastante.

Añadir el tomate triturado, sal y azúcar y dejar cocer a fuego moderado durante una hora y media.

Preparar la carne:

Mientras cuece el ragú, mezclar el preparado para las albóndigas. Mezclar el pan seco con la leche añadir 2 huevos batidos, el parmesano rallado, la carne picada, el perejil y mezclar hasta que quede una masa homogénea.

Dar forma y freír las albóndigas:

Con la carne picada preparada formar albondiguillas del tamaño de un garbanzo, freírlas en abundante aceite y reservarlas.

Rematar la lasaña, montarla y cocinarla:

Cortar los huevos cocidos a trocitos, la mozzarella a rodajas poco gruesas y el salami a daditos y reservar.

En un bol grande mezclar la ricotta con 6 cucharadas soperas de ragú para que sea más fácil de untar.

Hervir la pasta muy al dente de pocas en pocas hojas. Que no se os pasen puesto que en el horno se van a cocer un poco más.

Untar una fuente de horno grande con mantequilla y esparcir por el fondo varias cucharadas de ragú.

Montar de la siguiente manera: cubrir el fondo de la fuente con una capa de láminas de lasaña, empezar a rellenar con un tercio de la ricotta, echar encima un tercio de las albondiguillas, el huevo picado, de la mozzarella cortada y el salami en dados. cubrir con un cuarto del ragú. En total vamos a hacer tres pisos y una cubierta de láminas que vamos a cubrir a su vez con ragú y  parmesano para que se gratine y unos cuantos trocitos de mantequilla.

Poner en el horno durante 25 minutos a 180 grados y servir. Si la habéis preparado con anterioridad y ha estado en la nevera esperad que esté a temperatura ambiente antes de volver a calentar o mantenerla en el horno un rato más.

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies