Cada cosa a su tiempo. No conviene adelantar ni atrasar el momento de hacer algo. Esto también es cierto por lo que respecta a nuestros hábitos alimentarios. Si los expertos en nutrición recomiendan adaptar el consumo a criterios estacionales, por algo será. De hecho, en nuestro país se han llevado a cabo campañas públicas para incentivar la compra y consumo de frutas y verduras de temporada.

Si nos centramos en las naranjas, la pregunta es clara: ¿durante qué meses del año puedo comprar naranjas? Y la respuesta también lo es: Durante la mayor parte, es decir, casi todos los meses del año puedes comprar naranjas, y por tanto durante todo ese tiempo puedes estar consumiendo naranjas. La temporada de naranjas propiamente dicha comienza en noviembre y termina en junio, siempre con leves variaciones dependiendo de las condiciones climatológicas y del enclave.

Esto no significa que un árbol produzca naranjas a lo largo del periodo indicado, sino que, en función de los tipos de naranjas, el momento de recogida será uno u otro. Cuando hablamos de temporada de naranjas nos referimos, por tanto, al tiempo en que cada naranja está recién recolectada porque ha llegado a la fase de maduración en la que guarda mayores propiedades nutricionales, y también mejor sabor. 

Variedades de naranjas según su temporada

Son diversas las variedades de naranja que se recolectan en cada uno de los grupos de meses del año a partir de noviembre. Estas naranjas se dividen entre naranjas de zumo y naranjas de mesa en función de sus características específicas. Todas ellas están llenas de propiedades, y a continuación las reunimos en dos grandes grupos según su temporada:

De noviembre a marzo

La variedad más temprana es la naranja Navelina. La recogida se inicia a finales de octubre o principios de noviembre y puede extenderse (según lugar y meteorología) hasta marzo. Es uno de los tipos de naranjas más versátiles. Puede tomarse como naranja de mesa, y también se puede hacer zumo con ella.

A finales de diciembre empieza la época de las naranjas de zumo. En Valencia aparecen las llamadas Salustianas entre febrero y abril. Aunque son más pequeñas, puede extraerse un 20% de jugo adicional de ellas en relación a las anteriores, y en general un 50% más de zumo por pieza. Las naranjas Salustianas son, por tanto, fantásticas naranjas de zumo.

A finales de febrero y en marzo recolectamos las naranjas Lane Late y las naranjas Navel, si bien la cosecha puede llegar hasta mayo. Estas son naranjas pequeñas (similares a mandarinas) y muy dulces. Especialmente la variedad Lane Late.

Marzo a junio

Comienza la temporada de naranjas sanguinas o naranjas de sangre. Se trata de naranjas muy vistosas que destacan por su tonalidad rojiza y su sabor ácido.

Entre finales de mayo y el mes de junio llega el turno de la Valencia Late, variedad de naranja que encontramos dentro de la del grupo de naranjas blancas. Late significa «tardía». Y así es. Puedes comprar naranjas Valencia Late preferentemente entre abril y junio, meses entre los que se sitúa su recolección.

Junio y julio

Sí, comprar naranjas de temporada sigue siendo posible en verano. Eso es gracias a aquellas pocas naranjas que maduran en los meses de verano, aunque sean muy poco corrientes. Son factores climáticos los que pueden provocar una recolección tardía de naranjas en los meses de junio o julio.

Esos factores poco habituales son los únicos que pueden permitirte encontrar una buena naranja de temporada en verano. Por lo demás, comprar naranjas en verano en sitios como un supermercado significa, o bien que esa naranja se ha recogido con antelación y ha madurado en almacenes o cámaras frigoríficas, o bien que ha recorrido un largo camino desde lugares lejanos.

En ambos casos son opciones que desaconsejamos totalmente, y que evitas al comprar naranjas directamente a los productores y recolectores. De todos modos, puedes reconocer una naranja que no ha madurado en el árbol por su tonalidad algo más verdosa, además de por su sabor ácido. Por el contrario, las naranjas de temporada presentan una apariencia marcadamente anaranjada, desprenden aroma y saben dulce. 

Beneficios de comprar naranjas de temporada

Al principio de este artículo ya te hemos adelantado algunos de los motivos por los que es tremendamente beneficioso comprar naranjas de temporada. Ahora queremos detallártelos:

  • Ausencia de tratamiento artificial del producto
  • Máximo aporte nutricional
  • Se ofrece un alimento sin aditivos  
  • El producto que se compra es totalmente fresco, ya que no ha requerido conservación en cámaras frigoríficas.
  • Garantiza un menor coste económico. 
  • Contribuye a la sostenibilidad. Esto es así gracias a la reducción del impacto medioambiental, ya que al comprar naranjas de proximidad se evita o al menos se disminuye el transporte de las naranjas desde procedencias lejanas

En esta rápida lista que agrupa los mayores beneficios de comprar naranjas de temporada puedes ver que unimos el concepto de temporada al de proximidad. No es casualidad. El consumo de un producto según su época de cosecha o recolección debería ir de la mano con un cultivo cercano.  

Resulta lógico pensar que las frutas, verduras y hortalizas que brotan a escasa distancia del lugar de destino habrán sido recogidas en su punto adecuado de maduración. Eso significa que no van a necesitar recorrer largos trayectos guardadas en cámaras frigoríficas, o sometidas a procesos de conservación.

En ese sentido, afortunadamente vivimos en un país privilegiado desde el punto de vista de la riqueza agrícola. Las frutas y las verduras están en la base de la pirámide nutricional, y aquí se producen en variedad y abundancia. No solo eso. Algunas gozan de merecido prestigio internacional. Por ejemplo, los cítricos. Su reina es la naranja. Decir naranjas en España es decir Valencia.

Las naranjas de la Comunidad Valenciana son mucho más que naranjas de calidad, ya que además son consideradas unas de las mejores del mundo. Se distribuyen alrededor del territorio nacional y exportan a todas las latitudes. Así pues, ¿cómo asegurarnos de comprar naranjas de Valencia, frutos recién recolectados, cogidos del árbol (sí, directamente del árbol) y que vayan del árbol a tu casa? Sin duda, la mejor manera es comprar naranjas online o, lo que es lo mismo, comprar naranjas a domicilio.

El comercio electrónico te ofrece la posibilidad de tomar las riendas del consumo propio. Saber qué compras y a quién se lo compras. No hay mejor opción que la de comprar naranjas directamente de manos de quienes las cultivan, cosechan y comercializan.

Gracias a ello puedes tener la seguridad de que cada naranja que recibas será fruto recién cogido del árbol, que se va recolectando a medida que madura. Eso significa que siempre te vamos a ofrecer naranjas de temporada, por ejemplo, una Navelina antes que una Navelate. En síntesis, la que sea más fresca, y siempre naranjas naturales al 100%.

Tú únicamente debes elegir entre comprar naranjas de zumo o comprar naranjas de mesa, y dentro de estas últimas, decidir si las quieres premium o estándar, el calibre y la cantidad. Todas las naranjas que compres irán directas de Valencia a tu domicilio, y lo harán con la garantía de tratarse de las mejores naranjas en términos de sabor, calidad y valor nutricional.

naranjas arbol

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies