comida sustitutiva

Preservar una alimentación y un estilo de vida adecuados es cada vez más importante, aunque a veces puede ser una tarea compleja. Para lograrlo, los sustitutivos de comida pueden convertirse en nuestros mejores aliados, ya que nos ayudarán a tener bajo control nuestra alimentación y peso*.

Si se consumen a modo de snack, los sustitutivos de comida nos pueden servir para, como su nombre bien indica, reemplazar una o dos comidas diarias*; aparte, poseen la ventaja de que nos pueden proveer de la cantidad de nutrientes necesarios para lograr nuestros objetivos.

¿Qué es un sustitutivo de comida?

Se define con este nombre a cualquier alimento que podamos beber o comer con el fin de reemplazar una comida o parte de ella*. Se compone de una comida preenvasada que lleva una cantidad determinada de energía y nutrientes, pudiendo encontrar sustitutivos con características muy diferentes entre ellos.

Aunque muchos poseen un valor calórico que oscila entre 150 y 200 kcal (con el fin de aportar una solución hipocalórica), podemos hallar ciertos sustitutivos de comida que nos brindan más de 300 o 400 kcal. Hay multitud de opciones.

Es por eso que son productos recomendables para incluir dentro de una dieta baja en calorías, ya que no solo nos ayudarán a lograr reducir nuestro peso*, sino que también nos podrán servir para posteriormente conservar el peso perdido*.

Los sustitutivos de comida se comercializan en distintas variedades, como barritas, batidos, natillas, etc., presentando un sabor muy agradable al paladar y siguiendo una formulación que nos ayuda a cubrir parte de nuestras necesidades.

Entre los nutrientes, podemos observar una cantidad equilibrada de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, así como un valor calórico adecuado para la ración que vayamos a tomar.

Son una ayuda para perder peso*, aunque es preferible emplearlos en el marco de un plan más extenso para adelgazar, en el que lo ideal es mantener una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico diariamente.

Ventajas de los sustitutivos de comida

A la hora de seguir una dieta para cuidar tu peso*, los sustitutivos de comida pueden ser la opción perfecta por su eficacia, ya que son productos que te pueden aportar una cantidad diaria de calorías recomendada, así como cada uno de los nutrientes que incorporan.

Los sustitutivos de comida pueden ayudarte a perder peso* pudiendo sustituir 2 comidas diarias, aparte de permitirnos conservar el peso perdido tras una dieta si reemplazamos una comida diaria por un sustitutivo de comida*.

Esto último es importante, ya que otra de las ventajas de esta clase de comidas, es que si hemos perdido peso tras una dieta, puede servirnos como un excelente sistema para mantenerlo* a lo largo del tiempo.

Y es que es frecuente tener dificultades a la hora de conservar la fuerza de voluntad para llevar una dieta y mantenerla*, por lo que los sustitutivos de comida pueden convertirse en grandes aliados para nuestra vida diaria cuando estemos en dichas situaciones.

A esto hay que sumar la gran variedad de sabores y alimentos distintos de los que podemos disfrutar, los cuales son muy apetecibles y nos permitirán cambiar el menú cómodamente.

Un ejemplo de ello son los dulces, de los que solemos privarnos cuando queremos seguir una dieta, pero que podemos encontrar en ciertos sustitutivos de comida (barritas, natillas, batidos, etc.) como una forma de quitarnos el gusanillo.

También debemos tener en cuenta que cada producto cuenta con unas cantidades concretas de calorías, proteínas y nutrientes, por lo que no necesitaremos pesar, medir o estimar cuánta cantidad debemos preparar de cada comida.

Los sustitutivos de comida vienen ya preparados y son fáciles de transportar, por lo que podemos llevarlos a cualquier sitio cómodamente, no precisan preparación ni limpieza y generalmente no requieren refrigeración para su conservación.

De esta manera, son perfectos cuando no disponemos de tiempo para cocinar y queremos seguir cuidando nuestra alimentación.

Clases de sustitutivos de comida

En Siken hallaremos una gran variedad de sustitutivos de comida adecuados para perder peso*, ricos en vitaminas, minerales, fibra y proteínas, aparte de ser bajos en calorías y tener un efecto saciante. De esta forma, hallaremos los que mejor se adapten a nuestras exigencias y gustos.

Si no conoces cuáles existen, vamos a ayudarte haciendo un repaso por las principales opciones, aunque en realidad existen muchas más.

1. Barritas sustitutivas

Las barritas sustitutivas poseen una gran cantidad de proteínas, por lo que son uno de los productos más demandados, ya que nos llenan y sacian de forma óptima. Podemos llevarlas a cualquier lado al no tener un tamaño excesivo, pudiendo ser empleadas a modo de snack entre horas o bien para sustituir una comida*.

Existen barritas sustitutivas de varios sabores y variedades, como chocolate, cookie, yogur, naranja, manzana, etc. y algunas incorporan componentes muy adecuados para ayudarnos a controlar nuestro peso*, como glucomanano, chitosán, L-Carnitina o neopuntia (los cuales potencian el efecto saciante).

2. Batidos proteicos

En caso de no saber qué comer o cenar tras una larga jornada, los batidos de proteínas son una estupenda opción para sustituir una comida, ya que un aporte elevado de proteínas hace que nos sintamos menos hambrientos.

Los batidos sustitutivos son ligeros y poseen un elevado nivel nutricional, aparte de un gran poder saciante.

La preparación del batido es muy sencilla, ya que solo debemos agregar agua, agua de coco o leche desnatada y ya lo tendremos listo para tomar. Es excelente para consumir entre horas o si queremos emplearlo para sustituir una comida principal.

También disponemos de batidos sustitutivos ya preparados, que son perfectos para cuando nuestro ritmo de vida diaria nos dificulta su preparación.

Así podremos ingerirlos cuando salgamos del gimnasio, cuando vayamos de camino a algún sitio o durante nuestra jornada laboral, por poner algunos ejemplos.

3. Natillas sustitutivas

Otra manera de reemplazar una comida por un alimento con un nivel elevado de proteínas, es decantarse por las natillas sustitutivas de sabores. Son el aliado idóneo para los más golosos o los que les esté costando más renunciar a los dulces durante su dieta.

Podemos hallarlas en sabores clásicos como chocolate o vainilla, aparte de otros más exóticos como brownie o tarta de queso y limón.

Con las natillas sustitutivas de alta densidad proteica, lograremos saciarnos mucho antes y evitaremos la sensación de hambre posterior, ya que aparte de su alto contenido en fibra, los alimentos que llegan batidos al estómago, sacian más que los que entran más enteros.

4. Porridge para desayunar

Si queremos una comida sustitutiva ideal para el desayuno, el porridge es perfecto para ello, ya que integra los alimentos más valiosos para un desayuno equilibrado y rico en fibra, vitaminas y minerales.

Los nutricionistas están de acuerdo en que el desayuno es un punto clave en nuestra dieta, principalmente porque después de dormir por la noche, no hemos ingerido nada y necesitamos energía.

Saltarse el desayuno no suele ser una buena idea cuando estamos intentando bajar de peso, ya que esta comida es la encargada de poner en marcha nuestro metabolismo al comenzar el día.

El porridge suele llevar algún cereal como la avena (ya que es muy nutritiva), agua o leche, frutas y algún sabor dulce para convertirlo en un desayuno delicioso.

Como podéis comprobar, existe una gran variedad de sustitutivos de comida, los cuales nos aportarán las proteínas y nutrientes necesarios para sustituir ciertas comidas sin renunciar a una alimentación equilibrada.

Así que si estás buscando una forma de reemplazar una o dos comidas al día, seguro que en ellos encontrarás unos apetecibles aliados que te ayudarán a reducir* y conservar* el peso deseado.

*Para perder peso: la sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo en una dieta baja en calorías ayuda a perder peso. Para mantener: La sustitución de una de las comidas principales del día por un sustitutivo de la comida en una dieta baja en calorías contribuye a mantener el peso después de la pérdida de peso.

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies