cena

Los crepes son muy versátiles. Sirven tanto para un buen desayuno como para una cena especial. En este caso, verás cómo combinarlas con frutos de mar y whisky, para darles un sabor único y sorprender a tu pareja con un platillo refinado en menos de 30 minutos.

Masa de los crepes

Lo primero que debes hacer es preparar la masa. Casca 2 huevos en un cuenco mediano y vierte sobre ellos 75 gramos de harina previamente tamizada. Añade lentamente 200 miligramos de leche.

Agrega una pizca de sal y una cucharadita de hierbas provenzales. Utiliza una batidora para unir todos los ingredientes y obtener un resultado uniforme. Verifica que no haya quedado ningún grumo.

Relleno de langostinos

Mientras la masa reposa unos minutos, trabaja en el relleno. Limpia 700 gramos de langostinos. Pica 1 cebolla grande y 4 dientes de ajo en cubitos muy pequeños. Toma una sartén amplia y llévala al fuego intenso con un chorrito de aceite de oliva de buena calidad. Cocina en ella la cebolla y los ajos.

Cuando la cebolla esté transparente, agrega los langostinos y 125 mililitros de whisky. Puedes visitar la web de información sobre whisky para conocer distintas marcas y variedades existentes, y elegir lo que más te guste para esta ocasión.

Remueve la preparación y deja que se evapore el alcohol. Agrega 125 mililitros de nata líquida y baja el fuego a potencia media. Condimenta a gusto y espera a que la nata se espese un poco para retirar la sartén de la hornalla.

Salsa fría

Prepara una salsa fría agridulce para acompañar los crepes. Coloca en un recipiente pequeño la ralladura de la piel de una naranja. Exprímela, pasa el zumo por un colador y agrega al bol el jugo, libre de hollejos. Suma 2 cucharadas de kétchup y 2 de mayonesa. Mezcla bien para que se integren los ingredientes.

Cocción de los crepes

Una vez que la masa haya reposado lo suficiente, comienza a cocinar los crepes. Derrite un poco de mantequilla en una sartén antiadherente. Cuando esté bien precalentada, cubre el fondo con una capa fina de masa. En el momento que notes que las orillas se empiezan a levantar, debes darla vuelta. Espera un minuto y retírala hacia una fuente plana.

Armado y presentación

El último paso consiste en unificar las tres preparaciones. Toma un plato de color oscuro, preferentemente negro, para generar contraste visual. Coloca en él un crepe y rellénalo con la preparación de langostinos al whisky. Dóblalo por la mitad con cuidado. Vierte bastante salsa cítrica sobre ella. Puedes servir el plato caliente o frío, acompañado por una copa de vino blanco.

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies