Dificultad: Media

Tiempo medio de preparación: 1 hora, sin contar que debemos tener los cupcakes de base y la cobertura de vainilla ya hechos

Ingredientes:

– Una bandeja de cupcakes del tipo que queramos: Chocolate, Vainilla, Lima, Terciopelo Rojo, Nueces Pecan y Moscada a la Canela, Miel y avellana o Arcoíris.
– Cobertura de vainilla
– Aceite en aerosol
– 2 tazas (500 ml.) de agua
– 3 tazas y media (785 gr.) de azúcar
– 1 taza (250 ml.) de sirope de maíz (glucosa líquida)
– Un cuarto de cucharilla de crema tártara

Para la compota de cereza:
– 1 taza (125 gr.) de cerezas, muy maduras y sin hueso o en lata
– Un cuarto de taza (50 gr.) de azúcar super fina
– Media taza (120 ml.) de agua o zumo de las cerezas en lata, si estas se usan
– Media cucharilla de zumo de lima
– 1 cucharada de harina de maíz o de maizena

cupcakes cristales rotos

Preparación

Para hacer la compota de cerezas, batimos la fruta en un cuenco con una batidora eléctrica, y después la disponemos en un cazo de tamaño medio y base gruesa junto al azúcar, el agua, el zumo de lima y la harina de maíz o maizena. Calentamos la mezcla a fuego medio hasta que las cerezas comiencen a soltar su jugo, y después las llevamos a ebullición mientras removemos constantemente. Ahora reducimos el fuego y dejamos la mezcla a fuego lento hasta que la compota de cereza se haya espesado con la consistencia deseada (ligera como para poder verterla, pero lo suficientemente espesa como para que no se derrame por la cobertura). Dejamos que se enfríe.

Cubrimos un molde poco profundo con papel de aluminio asegurándonos que no dejamos ningún hueco (cualquier hueco entre las hojas de aluminio se puede sellar con aceite en aerosol. Rociamos todo el molde con aceite en aerosol al menos 30 minutos antes de usarlo.

Mezclamos el agua, el azúcar, el sirope de maíz y la crema tártara en un cazo y llevamos a ebullición poniendo un termómetro de repostería dentro. Dejamos que la mezcla hierva, y removemos constantemente hasta que llegue a los 150 °C. Después vertemos la mezcla rápidamente y con mucho cuidado en el molde engrasado. Dejamos enfriar.

Cuando la mezcla se haya enfriado completamente, la desmoldamos. Se puede emplear un ablandador de carnes para darle un golpecito en el centro y así conseguir formas perfectas de esquirlas. Cubrimos la parte de arriba de los cupcakes con la cobertura. Después insertamos una esquirla de “cristal” en el centro de cada pastel. Con un biberón o una cuchara, ponemos un poco de compota de cereza por el cristal para que parezca sangre.

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 5

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR