Dificultad: Media

Tiempo medio de preparación: 1 hora y media, sin contar que debemos tener los cupcakes de base ya hechos

Ingredientes:

– Una bandeja de cupcakes Terciopelo Rojo
– 2,4 kg. de fondant blanco
– Colorante alimenticio rojo burdeos y negro
– Pegamento comestible
– Piping gel

Para la compota de cereza:
– 1 taza (125 gr.) de cerezas, muy maduras y sin hueso o en lata
– Un cuarto de taza (50 gr.) de azúcar super fina
– Media taza (120 ml.) de agua o zumo de las cerezas en lata, si estas se usan
– Media cucharilla de zumo de lima
– 1 cucharada de harina de maíz o de maizena

cupcakes corazones sangrientos

Preparación

Una vez que hayamos colocado la masa de los cupcakes en las cápsulas, disponemos un trozo de papel de aluminio en forma de cuña entre las cápsulas y el lateral del molde para hacer una pequeña muesca que será la parte de arriba del “corazón”. Una vez que los pasteles se hayan enfriado, los sacamos de sus cápsulas y los reservamos.

Teñimos el fondant con el colorante alimenticio rojo burdeos amasándolo bien para asegurarnos de que el color queda bien repartido (es mejor trabajar con la cantidad suficiente de fondant como para cubrir un pastel, por lo que separamos unos 200 gr). Ahora dividimos el fondant en dos trozos y teñimos uno de rojo más oscuro añadiendo más color burdeos y negro (empleamos cantidades muy pequeñas, usando un palillo, hasta que tengamos el color deseado). Después amasamos los dos trozos juntos, pero procurando que no quede homogéneo (dejando que se vean algunas vetas de color más oscuro).

Estiramos el fondant con un rodillo y un mantel de silicona en forma de círculo hasta que tenga un grosor de 5 mm. Ponemos el pastel sobre el fondant ligeramente hacia un lado y con la hendidura hacia arriba. Envolvemos con el fondant hacia arriba asegurándonos de que se ajustan bien. Ahora modelamos las “arterias” con el fondant que ha quedado sobrante en la parte de arriba. Empleamos pegamento comestible para que el fondant se mantenga en su sitio.

Recostamos el “corazón” terminado en el lateral de un cuenco o de cualquier otro objeto que permita que no se deforme. Pintamos el “corazón” con un pincel y piping gel mezclado con virutas de colorante rojo burdeos y negro, hasta que quede brillante. Repetimos los pasos 2, 3 y 5 con el resto de los cupcakes.

Para fabricar la compota de cerezas, trituramos la fruta en un cuenco con una batidora eléctrica, y después la colocamos en un cazo de tamaño medio y base gruesa junto al azúcar, el agua, el zumo de lima y la harina de maíz o maizena. Calentamos esta mezcla a fuego medio hasta que las cerezas empiecen a soltar su jugo, y después las llevamos a ebullición mientras meneamos constantemente. Luego reducimos el fuego y dejamos la mezcla a fuego lento hasta que la compota de cereza se espese con la consistencia deseada (ligera como para poder verterla, pero lo suficientemente espesa como para que no se desparrame por la cobertura). Dejamos que se enfríe.

Cuando vayamos a servir los cupcakes, usaremos un biberón o una cuchara para añadir compota de cereza dentro de las arterias y también crear un charquito de “sangre” alrededor de la base del pastel.

corazon ensangrentado sangre

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR