El ajo es uno de los componentes indispensables en la cocina desde mi punto de vista y que trabaja muy bien en la mayoría de los platos. Al comprar los ajos, debemos observar que las cabezas sean grandes y que no estén blandas o vacías al tacto. Para conservar las cabezas de ajo enteras, hay que dejarlas en un lugar ventilado. No es conveniente usar recipientes cerrados para guardarlas ni dejarlas en la nevera.

Los ajos se mantienen bien pelándolos y sumergiéndolos en aceite. Este aceite se puede utilizar posteriormente como aceite de ajo, pudiendo ser utilizado para freír o aliñar. De todas formas, se venden bolsas de ajo picado congelado que dan un resultado muy bueno. Solamente hay que poner media bolsa en un bol con un poco de aceite y mantenerlo en la nevera.

Este ajo se puede utilizar para todo tipo de platos: paellas, fritos, adobos, ajillos, inclusive tomate catalana, tomate para pizza, gazpachos, pipiranas, pistos y en definitiva, para cualquier plato que precise del ajo.

ajo-compra-conservacion-consejos-garlic.jpg

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies