Pastel de queso helado

Helados, Pastelería / 20 de septiembre del 2017


Dificultad: Fácil

Tiempo medio de preparación: 30 minutos, mas el congelado

Ingredientes:

– 200 ml. de leche
– 280 ml. de nata líquida
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 120 gr. de queso crema
– 3 yemas de huevo
– 125 gr. de azúcar
– Mermelada de fresas
– Galletas de mantequilla

tarta-queso-helada

Preparación:

En un cazo ponemos la leche, la nata y la vainilla, y lo calentamos sin dejar que hierva. Dejamos templar un poco.

Mientras en un bol batimos las yemas de huevo, el azúcar y el queso crema. Vertemos la mezcla anterior sobre esta y lo mezclamos suavemente hasta que nos quede una masa lisa, uniforme y sin grumos.

Volvemos a verter esta mezcla sobre el cazo y lo calentamos sin dejar de remover hasta que la mezcla vaya adquiriendo una textura más espesa y empiecen a aparecer pequeñas burbujas (no llevar nunca a ebullición).

Pasamos esta mezcla a un bol, lo tapamos y lo refrigeramos un mínimo de 2 horas.

Transcurrido el tiempo, lo pasamos a nuestra heladera y lo dejamos el tiempo necesario, según las instrucciones de la misma.

Una vez tengamos nuestra helado preparado, lo pasamos al recipiente donde lo vayamos a congelar, le añadimos unas cucharadas de mermelada y algunas galletas trituradas en polvo, lo movemos ligeramente y lo introducimos en el congelador, en el momento de servir, lo podéis decorarlo con frutas del bosque, arándanos, grosellas, etc.

Sin maquina heladera:

Si no tenemos heladera, pondremos la mezcla en un recipiente apto para el congelador (lo ideal es uno de acero inoxidable, ya que el metal acelera el proceso de congelación) y lo dejamos una hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, lo sacamos del congelador (ya habrá congelado ligeramente sobre todo por los bordes) y con unas varillas o un batidor eléctrico, batimos enérgicamente para romper el hielo que se haya formado. Lo introducimos nuevamente en el congelador y volvemos a repetir esta operación 3 ó 4 veces más cada 40 minutos, o hasta que veamos que tiene una textura cremosa.

Pasamos la mezcla a un recipiente. Una vez tengamos nuestra helado preparado, lo pasamos al recipiente donde lo vayamos a congelar, le añadimos unas cucharadas de mermelada y algunas galletas trituradas en polvo, lo movemos ligeramente y lo introducimos en el congelador. Lo congelamos hasta el momento de servir, en el momento de servir, lo podéis decorarlo con frutas del bosque, arándanos, grosellas, etc.

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies