Una de nuestras metas cuando nos ponemos el delantal, es evitar que nos cueste mucho realizar las recetas o cualquier paso al crear un plato. Esto se hace más evidente si cocinamos todos los días varias veces y encima para muchas personas, ya que el tiempo es oro y preparar comida lleva su tiempo.

Por eso, os queremos acercar algunos truquitos que espero os sean útiles, y puedan serviros para hacer más fácil vuestras tareas en la cocina. Os hemos preparado una selección de diez consejos para ahorrar tiempo y facilitaros el trabajo en la cocina de una manera curiosa y amena.

DESCONGELAR PAN

Para descongelar el pan, un microondas puede ser súper práctico, pero tenemos que saber cómo hacerlo correctamente. Habrá que envolver el pan en una servilleta de papel. El tiempo también es un factor clave para que tenga la textura adecuada. El tiempo recomendado oscila entre medio minuto y minuto y medio por cada 100 gr. de pan, aunque intervienen la calidad del pan y que deberemos poner el microondas en modo de descongelación. Antes de servirlo, dejaremos que el pan repose unos dos minutos.

CORTAR KIWIS

Esta fruta es deliciosa, tiene pocas calorías y muchas propiedades, aunque pelarla a veces es algo tedioso. Para pelar un kiwi fácilmente, simplemente tendremos que cortarle las dos puntas, introduciendo una cucharada sopera por una de estas partes, concretamente entre la piel y la carne del kiwi. Luego simplemente tendremos que girar la cuchara alrededor del kiwi, evitando dejar mucha cantidad de carne pegada a la piel para aprovechar el kiwi al máximo.

pelar kiwis

MANTEQUILLA BLANDA

¿Estáis preparando algo de repostería y os piden mantequilla a temperatura ambiente o blanda, pero no la habéis sacado del frigorífico con antelación? Siempre podemos emplear el microondas para acelerar el proceso, pero si no disponemos de este electrodoméstico, un truco es rallar la mantequilla con algún rallador de verduras o queso. Ya veréis cómo se ablanda fácilmente.

rallar mantequilla

PELAR CEBOLLAS

La cebolla es uno de los ingredientes más populares en la mayoría de recetas, por eso no es de extrañar que tengamos que pelarlas frecuentemente. Dependiendo de la clase de cebolla y la cantidad que tengamos que pelar de ellas, el picor que produce en nuestros ojos puede ser realmente molesto.

En este vídeo podemos ver cómo pelar cebollas pequeñas de una manera fácil. Primeramente cortaremos las puntas de las cebollas, realizando un pequeño corte en forma de cruz en una de las puntas de cada cebolla. Luego las meteremos en agua hirviendo junto a dos cucharadas de sal. Cuando hayan hervido un rato, las sacaremos y dejaremos remojando unos minutos en agua helada (con cubitos de hielo), logrando un gran contraste con este cambio de temperatura. Posteriormente pasaremos las cebollas a otro bol vacío con papel absorbente de cocina en el fondo, para que recojan el excedente de agua. ¡Ya verás cómo te sorprendes al ver lo fácil que se pelan ahora!

Get the Flash Player to see this content.

CORTAR TOMATES FÁCILMENTE

Este método de cortar tomates es tan sencillo como efectivo. Aunque hemos puesto de ejemplo los tomates cherry, podemos aplicarlo a cualquier otra clase de verdura o fruta que se preste a ello. Aparte de resultar muy cómodo y seguro, nos puede ahorrar mucho tiempo si tenemos que cortar mucha cantidad. Tenemos que disponer de un cuchillo que corte bien y dos tapas de plástico (de algún recipiente o bote) que tenga rebordes, para que no se escape lo que queramos cortar. Simplemente utilizaremos esas tapas de plástico para aprisionar lo que queramos cortar entre medias, ejerciendo presión con una mano para asegurar todo. Así podremos emplear la otra mano para cortar los elementos con el cuchillo por la mitad.

truco cortar tomates

Otro método es emplear las bases enfrentadas de dos platos que contengan una poco de espacio en el fondo para aprisionar lo que queramos cortar.

cortar tomates facilmente

SERVIR PESCADO COCINADO SIN ESPINAS

Si tenéis que preparar una comida con invitados, seguro que quedáis como unos auténticos chefs expertos al cocinar un pescado entero. El problema es que para filetearlo y prepararlo para emplatar, se necesita algo de pericia si queremos retirar el esqueleto de espinas. En este vídeo se muestra cómo hacerlo con ayuda de un cuchillo y una cuchara. Una vez que conozcáis la técnica, seguro que podréis emularlo vosotros mismos de manera que parezca lo más sencillo del mundo. Como una imagen vale más que mil palabras, primero ved el vídeo y luego leed la explicación en español por si tenéis alguna duda.

Get the Flash Player to see this content.

Empleando un cuchillo y una cuchara, realizaremos una incisión por debajo de la aleta que hay tras la cabeza. Luego realizaremos un corte siguiendo la linea del lomo del pescado, y retiraremos la piel de esa mitad del pescado. Ahora partiremos el filete del pescado por la mitad, empezando por la zona de la cabeza y terminando por la cola. Ayudándonos de la cuchara y el cuchillo, retiraremos con cuidado las dos mitades que habremos conseguido. Quitaremos el esqueleto de espinas junto a la cola, ahora que han quedado expuestos. Volveremos a partir por la mitad el filete inferior y apartaremos la cabeza para que no nos moleste. De nuevo con cuidado y la ayuda de la cuchara y el cuchillo a la vez, retiraremos las dos mitades de filete de pescado mientras las apartamos de la piel.

¿HUEVOS FRESCOS?

Si no sabemos si los huevos que vamos a emplear son muy frescos, existe una manera de averiguarlo sin tener que romperlos. Los podemos meter en un bol con bastante agua y si comprobamos que se hunden hasta el fondo, es que están frescos. Sin embargo, si se quedan flotando, lo mejor es que los desechemos, pues no serán huevos muy frescos y no es recomendable ingerirlos.

comprobar huevos frescos

¿Cómo determinar si un huevo está fresco?

– Un huevo muy fresco se hundirá completamente en el fondo, reposando de lado.
– Los huevos de una semana se hundirán en el fondo, pero la punta más gorda se levantará ligeramente.
– Los huevos de tres semanas tocarán con la punta el fondo del recipiente, pero la punta gorda opuesta apuntará hacia arriba.
– Los huevos viejos y no aptos para el consumo flotarán en la superficie del agua.

PAPATAS NEGRUZCAS

Si cortamos unas patatas y dejamos pasar algo de tiempo antes de cocinarlas, veremos que se tornan de un color negruzco. La explicación a este fenómeno reside en que el hierro que contienen las patatas se oxida al contacto del aire. Para evitar que esto suceda, simplemente sumergiremos las patatas cortadas en un recipiente con agua fría hasta que las vayamos a utilizar. Si queremos evitar que se pongan negras una vez cocinadas al ser hervidas, las rociaremos con zumo de limón y removeremos para asegurarnos que todas las superficies de las patatas quedan impregnadas de limón. El ácido cítrico del limón se encargará de preservar las patatas para que no adquieran un tono negruzco.

conservar patatas peladas

SEPARAR CLARAS Y YEMAS DE HUEVOS

Cuando veáis este truco os quedaréis ojipláticos. Si os parece que separar la clara de la yema de un huevo es algo medianamente difícil, resulta que existe un método muy sencillo para simplificar el proceso. Si a alguien encima se le resiste esta práctica, el truco cobra aún más sentido. Hay gente que al partir por la mitad el huevo, no consigue dos mitades iguales, quedando muchas veces una parte más pequeña o incluso rota. Pues bien, para resolver este engorro, podemos emplear una botella de agua vacía de tamaño pequeño o mediano para absorber las yemas de los huevos. Simplemente presionando la botella para extraer el aire y luego dejando que vuelva a coger aire, conseguirá llevarse las yemas consigo (separándolas de las claras). En el vídeo se puede ver de manera muy clara e instructiva.

Get the Flash Player to see this content.

Otro truquito a colación de este tema, es que si alguna vez partimos un huevo y se nos escapa un trocito de cáscara junto al huevo, existe una forma de poder cogerlo con facilidad. Como bien sabemos, recuperar ese trocito a veces puede ser muy esquivo, ya que la clara resbala mucho y nos dificulta la tarea. Simplemente tendremos que mojarnos el dedo y ya veremos cómo el trocito de cáscara se adhiere mejor al tocarlo, pudiendo recuperarlo con mayor facilidad.

PELAR AJOS

Para retirar la piel de un ajo de manera fácil, evitando tocarlo y que las manos se nos queden impregnadas de su olor, podemos emplear un cuchillo de hoja ancha para ello. Primero pondremos el diente de ajo en una tabla y con un cuchillo con la hoja paralela a la tabla, haremos presión con nuestra mano (cuidando de no cortarnos con el filo del cuchillo) hasta que sintamos que el diente de ajo cruje. Con esta operación, comprobaremos que la piel del ajo se desprenderá sola.

pelar ajos facilmente

Esperamos que estos consejos y trucos os sirvan y puedan haceros la vida más fácil cuando cocinéis.
 

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies