dieta japonesa

Los japoneses están entre las poblaciones del mundo con mayor expectativa de vida, con un promedio que alcanza los 83,84 años. Por su parte, la isla de Okinawa cuenta con uno de los récords más asombrosos del mundo, ya que es el lugar con más personas por encima de los 100 años de edad. Pero, ¿a qué se debe esta impresionante longevidad? La respuesta viene de la mano de la dieta que llevan adelante los japoneses.

Es una cultura que durante miles de años se dedicó a perfeccionar todo lo que hacen, desde el arte hasta la cocina. Quizás eso explica el éxito que tiene la gastronomía japonesa en distintas partes del mundo. Argentina no se queda atrás, ya que de la mano del sushi, la cocina nipona se abrió paso en nuestra cultura para ocupar en la actualidad un rol fundamental, con miles de restaurantes en diversas partes del territorio argentino.

Es que además de muy deliciosa, la comida japonesa es extremadamente saludable. Resulta muy conveniente para la gente que busca perder peso, ya que el concepto de los japoneses es lograr la mayor cantidad de nutrientes en platos de tamaño reducido, lo que lleva a comer porciones más chicas. Por otra parte, muchas de las preparaciones son caldos o bien se pueden comer con los palillos, lo que lleva a tomarse más tiempo para comer y lograr saciarse con facilidad.

Otra de las claves de esta gastronomía es la inclusión del arroz en muchos de sus platos, ya que se trata de un carbohidrato complejo que no suma cantidades significativas de grasa y ayuda a llenarnos. Además, esta cocina se basa en todo tipo de verduras, recomendadas por la mayoría de los nutricionistas por su alto contenido de vitaminas y micronutrientes esenciales. Por ejemplo, uno de los productos más utilizados para condimentar este tipo de platos es el jengibre, raíz conocida por aportar beneficios al sistema inmune del organismo, además de ayudar a la digestión y actuar como un diurético natural.

Veamos algunos de los platos más saludables y sabrosos de esta gastronomía:

– Sopa de fideos y miso: la clave de esta preparación es el miso, un condimento preparado con una pasta de cereales o soja, a la que se le agrega sal marina fermentada con el hongo koji (muy saludable y excelente fuente de yodo). Cuenta con varias verduras que pueden ir variando de acuerdo a la zona donde se la prepare y generalmente se la sirve con fideos de arroz. El caldo puede incluir pescado o pollo.

– Salmón al miso: Un plato bastante sencillo, que mezcla arroz blanco, salmón grillado con vegetales y bastante jugo de limón, además de una salsa espesa que contiene en su mayoría el condimento favorito del Japón, el miso.

– Sushi: una excelente fuente de Omega 3, un ácido graso conocido por sus capacidades en la prevención y tratamiento del síndrome metabólico (hígado graso y colesterol alto entre otros). El alga nori con la que se lo envuelve cuenta con grandes cantidades de yodo, mineral indispensable para regular el organismo.

Por supuesto que son recetas que se pueden preparar en casa con algo de dificultad, ya que así como es de sabrosa y nutritiva, la gastronomía japonesa es un arte. Pero si no te sentís con ganas de cocinar, siempre se pueden probar platos complejos y muy saludables de tu restaurante japonés más cercano.

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies