Uno de los elementos indispensables en una casa es, aparte de los diferentes productos de menaje para la cocina, una cubertería que sea lo suficientemente completa para poder cubrir las necesidades en nuestra mesa. Normalmente solemos fijarnos en que el diseño nos guste, pues es un factor primordial que nos sintamos a gusto visualmente con ella, pero a veces no sabemos en qué otros factores debemos reparar para poseer la cubertería ideal.

Seguramente no hemos pensado en adquirir una cubertería completa para 12 personas, pero es posible que en algún punto sí la necesitemos, como cuando tengamos que celebrar una gran fiesta u otro evento. Para estas ocasiones, tener una cubertería de 113 o más piezas puede sacarnos de un apuro y servirnos para dar un toque más elegante y refinado a la mesa. No hace falta gastar mucho dinero para comprar una, pues siempre podemos aprovechar las ofertas o últimas unidades de una gama para adquirir una cubertería a buen precio y sin renunciar a la buena calidad.

Los materiales pueden ser de diferentes clases, lo que condiciona el precio final de la cubertería. Desde acero inoxidable (cromado, efecto espejo o pulido), alpaca (una aleación parecida a la plata) o plata, y las variaciones de colores y matices, como plateado, dorado o incluso tonalidades salmón, encontramos que existen múltiples posibilidades.

Las cuberterías normalmente vienen equipadas con: 12 cucharas de mesa, 12 tenedores de mesa, 12 cuchillos de mesa, 12 tenedores de pescado, 12 palas de pescado, 12 cuchillos pequeños, 12 tenedores de postre, 12 cucharas de café, 12 cucharillas de postre, 1 cazo de sopa o sopero, 2 cucharas de servir o cucharones, 1 tenedor de ensalada, 2 tenedores para trinchar o servir, 1 pala de tarta, 1 cuchara de ensalada, 1 cazo para salsa o cuchara salsera, 1 cuchara de helado, 1 pinza para azúcar y 1 cazo de azúcar.

No siempre tenemos que adquirir cuberterías completas, pues está la opción de comprar las piezas de manera suelta, siendo una opción ideal si necesitamos cubiertos poco a poco y no queremos gastar tanto de golpe. Por suerte, cada vez existen más cubiertos de diseño que pueden ser adquiridos de esta forma, y así estaremos obteniendo unos servicios de buena calidad. En esta página de cubertería online existen diferentes modelos y gamas entre las que podemos encontrar las piezas que mejor se adecúen a nuestros gustos y necesidades. Puede que prefiramos los acabados nacarados en el mango, o que los mangos sean de plástico y colores vividos para un estilo más moderno, etc… Si somos unos enamorados de los cambios y el menaje de hogar, podemos darnos el gusto de renovar nuestra cubertería de diario para actualizarnos, o bien tener una cubertería especial para recibir a nuestros amigos en cenas más íntimas.

Cuando nos referimos a los cubiertos que empleamos a diario, estamos hablando de un elemento prioritario en la casa. Lo primordial es tener un número básico de piezas que podamos emplear en nuestro día a día, cuidando que tengan una calidad aceptable y sean capaces de resistir las agresiones externas del uso, como el lavado en el lavavajillas. Es asombroso comprobar el número de cubiertos que empleamos a diario para las distintas comidas y menús que elaboramos en el hogar. Si en casa somos dos personas, debemos tener un mínimo de 12 cubiertos de cada clase elemental (cucharas, tenedores, cuchillos y cucharillas, tanto normales como pequeñitas); y si somos 4 personas, ya nos tendremos que mover a una cubertería de 18 piezas como mínimo.

Tampoco debemos olvidarnos de los cubiertos empleados para servir en la mesa, que generalmente son de mayor tamaño. Es necesario disponer de un cucharón para servir, un cazo sopero, un tenedor y un cuchillo para trinchar y servir, cubiertos para servir ensaladas y otras piezas quizás menos usuales, pero igualmente útiles puntualmente, como una pala para servir tarta o unas pinzas. No es imprescindible que pertenezcan al mismo conjunto si no queremos, pues generalmente no los empleamos a la vez en la misma comida. Puede que nos decantemos por un diseño alegre para la pala de la tarta y algo confeccionado en plástico de colores más moderno para servir la ensalada. Y es que en lo variado está el gusto.

Sobre los materiales de la cubertería, existen diferentes clases:

Plata de ley: Generalmente encontramos estas cuberterías con diseños tradicionales más clásicos, poseyendo cada pieza de su pertinente etiqueta de garantía. Son bastante poco usuales de encontrar y se suelen heredar de generación en generación. Necesitan un cuidado esmerado, ya que la plata se pone negra al no usarse. Para su limpieza deben lavarse a mano y luego secarse con un paño de algodón suave, cubierto por cubierto. También deben tratarse con un producto para la plata de vez en cuando.

Alpaca: La alpaca o plata alemana, es una aleación de cobre, zinc y níquel bañada en plata. Suponen una opción más económica a la plata de ley, sin perder un ápice de calidad. Su inconveniente es que los cubiertos de alpaca se van amarilleando, así que eventualmente deben recibir un nuevo baño de plata. Este tratamiento debe ser realizado por un profesional, por lo que es un gasto que también debemos tener en cuenta.

Baño de plata: Bajando de escalafón económico, otra opción aún más barata es el baño de plata, ya que está compuesto de una mezcla de metales de menor calidad. Su desventaja es que al igual que la plata, también ennegrece, por lo que habrá que tratarlas como los cubiertos de plata de ley.

Acero inoxidable: Es la cubertería más extendida y empleada actualmente por sus numerosas ventajas, como una excelente resistencia, gran calidad y diseños atractivos. Tienen una gran funcionalidad, pues pueden ser empleadas en nuestro día a día y meterse en el lavavajillas sin que apenas se deterioren. Dentro de los aceros, existen distintas calidades, aunque debemos conocer que el acero inoxidable 18/10 es el único que nos garantiza una fiabilidad completa. Existe un truco para identificar fácilmente el acero recomendable: si acercamos un imán a la pieza de cubertería y vemos que imanta, estamos ante un acero de peor calidad; el acero inoxidable 18/10 no reacciona ante el imán.

Cuberterías mixtas: La modernidad ha llegado al mundo de las cuberterías, por eso es posible encontrar piezas confeccionadas en madera, plástico o nácar. Están encaminadas a dar un toque más alternativo y elegante a nuestra mesa sin que tengamos que gastar mucho dinero en ellas.

cuberteria

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies