El jamón ibérico es uno de los regalos más apreciados en nuestra gastronomía española. Podemos describirlo como un alimento sano, natural, y con grandes propiedades nutritivas, ya que tiene muchas vitaminas, minerales y oligoelementos importantes para el buen funcionamiento del organismo. Aparte, su versatilidad lo convierte en un gran aliado en la cocina, ya que podemos degustarlo acompañándolo con pan, o emplearlo como ingrediente principal o secundario en deliciosas recetas que generalmente suelen ser muy simples. En esta ocasión vamos a preparar unos sabrosos aperitivos de patata con jamón ibérico y salmorejo.

Ingredientes para 4 personas:

– 6 patatas grandes
– 12 lonchas de jamón ibérico (os recomiendo el de Jamonalia)
– 250 ml. de salmorejo
– Aceite de oliva

Elaboración:

Pelamos las patatas y les cortamos los extremos y las redondeces para que cada patata tenga la forma de un rectángulo de unos dos centímetros de alto por unos cuatro centímetros de largo. Cortamos ese mismo rectángulo por la mitad para lograr dos cuadrados o dados de unos dos centímetros por cada lado aproximadamente.

Ayudándonos con una cucharita de las de postre, realizamos un agujero en el centro de cada cuadrado de patata, convirtiendo cada dado en una especie de minivasito.

Ahora emplearemos una sartén mediana, en la que echaremos un chorrito de aceite de oliva y pondremos a calentar a fuego medio-bajo. Cuando el aceite esté caliente, añadimos los dados de patata y los freímos bien. Para conseguir que se frían correctamente, tendremos que bañarlos en aceite por todas sus caras y los removeremos para que todos los lados del vasito de patata reciban calor.

Una vez que los dados parezcan fritos, subimos el fuego a potencia alta y agregamos más aceite para que los vasitos queden cubiertos durante un minuto y así se terminen de dorar correctamente.

Apagamos el fuego y desechamos el exceso de aceite de las dados de patata colocándolos boca abajo; así logramos que caiga el aceite que haya quedado en el centro de cada vasito de patata.

Ahora emplatamos los dados de patata, colocándolos repartidos por el plato, y rellenamos cada vasito con salmorejo. Una vez rellenados, enrollamos lateralmente cada dado de patata con una loncha de jamón ibérico. Si vemos que la loncha de jamón no se pega bien al dado de patata, podemos probar a asegurarla ayudándonos de un palillo de madera, aunque suele adherirse bien normalmente y se supone que no lo necesitaremos.

La calidad del jamón ibérico es muy importante, por eso os recomendé los Jamones Ibéricos de Jamonalia entre los ingredientes, por su gran calidad y sabor, ya que suponen el éxito de esta receta.

patatas jamon iberico salmorejo

Si te gusta, vota y dale a las estrellas para calificarlo
Puntuación media: 0

Y también puedes compartirlo con los demás


recetas cocina Cocina Mediterránea Recetas para fiestas Tapas y pinchos Crepes Arroces Helados Vídeo Recetas Ensaladas Entrantes Cocina vegetariana Carnes Pizzas Recetas de Verano Cupcakes Pastas Pasteleria Guisos y cocidos Alimentacion y salud Recetas para niños Pescados Postres Recetas de Navidad Cremas Recetas Halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR